Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Todavía hoy existen muchísimas empresas y profesionales de distintos sectores que gastan buena parte de su  tiempo o de su dinero en realizar una página web, o perfiles en Twitter o Facebook, y que tras crearlos creen que su labor ya ha terminado.  Sin preocuparse en absoluto de realizar ninguna medición posterior de los resultados que van obteniendo a través de dichos perfiles.

Probablemente la labor más importante que debemos realizar es la medición de los resultados de nuestras acciones.  Sin estas mediciones no podremos desear tener éxito en nuestras acciones de marketing online.

¿Qué miden las métricas online?

La respuesta es muy sencilla: miden a las personas y sus acciones.  Medimos a l@s usuarios que llegan hasta nosotr@s, dando respuestas a unas preguntas muy básicas:

¿quién nos visita?: es decir, dónde está (geolocalización), cuáles son las propiedades técnicas que utiliza (navegador, tipo de pantalla, conexión) y si se trata de la primera visita o es un visitante recurrente.

¿Cómo ha llegado hasta nosotr@s y por qué?: básicamente se trata de conocer el origen de la visita (si ha sido producto de una campaña de pago, del SEO, a través de buscador,…) y a través de qué palabras clave ha llegado hasta nosotr@s, o a través de qué banner, etc…

¿Qué hace?:  con esta pregunta sabremos si está navegando a través de nuestra página, si tiene interés o si por el contrario rebota.  También sabremos de qué forma interactúa en nuestra página, si le interesan más lo vídeos, o las fotografías, si realmente lee los posts o si utiliza nuestro buscador.  Y también algo fundamental, sabremos si se implica ya sea generando nuevo contenido en nuestro espacio ó bien suscribiéndose a nuestras news letters u otro tipo de comunicaciones.

Otras acciones que debemos medir.

También deberemos medir, evidentemente, otros valores no asociados a la persona sino que se corresponden de forma más directa a las plataformas.  Por ejemplo, deberemos medir el número de visitas, el número de visitantes exclusivos, el número de páginas vistas, el número de páginas vistas por visita, el promedio de tiempo que permanece en nuestro espacio web, el porcentaje de rebote y el porcentaje de nuevas visitas.

Hay dos conceptos con los que deberemos tener cuidado.  Se trata de “visitas” y  “visitantes“.  Se trata de dos conceptos ligeramente engañosos y que debemos distinguir con claridad, ya que podemos tener muchas visitas pero muy pocos visitantes.  Hay que tener en cuenta que un mismo visitante puede hacernos varias visitas a lo largo del día, sin embargo en la mayoría de las estadísticas figurará como varias visitas y varios visitantes distintos.

Anuncios