Etiquetas

, , , , , ,

Hola SocialMediaAdictos!!!!  ¿Habéis leido alguna vez el blog de Eduard Punset?  Os confieso que yo lo hago a menudo.  Y me ocurre algo muy curioso y divertido que probablemente también os ocurra a vosotr@s.  Mientras lo leo me doy cuenta que no sólo le pongo cara, sino también entonación.  Me es imposible leerlo sin su tono de voz!!

En uno de sus posts más antiguos, Eduard hacía referencia a las emociones y a la necesidad de gestionarlas, e ilustraba el texto con una de las cartas que uno de sus seguidores le había enviado.  En la carta, el seguidor hacía referencia hasta qué punto una emoción como el miedo había influido negativamente en su vida, transformando algunas de sus acciones en algo doloroso y tormentoso.  El miedo se había apoderado de él y limitaba enormemente su vida.

Varios estudios muy recientes demuestran que las redes sociales tienen la capacidad de transmitir las emociones, contagiándolas al resto de los usuarios.  Las emociones positivas se contagian con mayor facilidad y generalmente suelen coincidir con fechas puntuales como Nochebuena, Nochevieja, San Valentín…pero sobre todo con los meses de verano.  Pero sin embargo, es también en verano cuando ganan protagonismo los mensajes más negativos.

Las personas somos seres emocionales, y estas emociones nos llevan a actuar de una forma u otra.  Y esto sucede igual en las redes sociales.  Y nosotr@s, como usuarios de las redes sociales transmitimos nuestras emociones a través de nuestras palabras y escritos.  Nuestra escritura conecta con el resto de usuarios y sus emociones.  Nuestro labor debe consistir en gestionar esas emociones para convertirlas en un ingrediente positivo.  Estas son cuatro de las emociones que yo considero más negativas:

Ira

IraEs, a mi juicio, una de las emociones más negativas y que más disgustos nos puede dar en las redes sociales.  Utilizada de forma negativa tan solo consigue atrer la ira del resto de usuarios.  Pero la ira también se puede utilizar para despertar la rabia en las personas hacia alguna actitud injusta que deseemos denunciar, motivando así a otros usuarios a realizar acciones con consecuencias positivas.  Esto se refleja de forma importante en las campañas de acción social y de denuncia.

Orgullo

OrgulloEl que esté libre de esta emoción que tire la primera piedra!!  Yo, desde luego, no la voy a tirar!!  Pero esta emoción, que a menudo se nos presenta de forma negativa, bien gestionada nos puede ayudar a profundizar el compromiso de nuestros seguidores y del resto de usuarios.  En las redes sociales todo el mundo quiere hacerse notar, y a todos nos gusta que nuestros logros sean celebrados o señalados por el resto de usuarios.  Retuitear, mencionar o dar la oportunidad a otros usuarios de participar en nuestro blog es una forma de construir oportunidades, de crear sinergias a través de la gestión de una emoción generalmente negativa.

Decepción

DecepcionComo muy bien señala esta imagen, “la decepción no mata, enseña”.  No hay nada más poderoso que la conexión que se establece con otro usuario que se muestra decepcionado, por que nos da la oportunidad de mostrarle nuestra comprensión y el poder de nuestra empatía.  Esta emoción, bien gestionada, constituye una poderosa arma para construir relaciones creíbles y de confianza.

Miedo

MiedoComo muy bien señalaba Eduard Punset en su artículo, el miedo es una emoción terrible que, mal gestionada, nos paraliza y puede convertir nuestra vida en un infierno.  El miedo constituye, por tanto, una emoción muy manipuladora.  Sin embargo, un ejemplo de utilización positiva de esta emoción lo tenemos en las campañas de tráfico o en las campañas contra el abuso de alcohol o tabaco.

Creo que hoy me he excedido un “poquito”, pero tenía muchas ganas de tocar este tema.  Espero que a algun@s os haya resultado interesante.  A mí me “emociona”.

Nos vemos!!!

Anuncios